Mujer Emprendedora

La Mujer Emprendedora y su Peor Enemigo

El papel de la mujer en la historia del mundo y dentro de la sociedad, ha sido de los más valientes, pero a la vez, lleno de adjetivos que, en la mayoría de los casos, son incorrectos. La energía de las mujeres es de las más difíciles de definir, es por eso que el ser mujer no se puede conceptualizar, mucho menos, si hablamos de una mujer emprendedora.

La mujer emprendedora, ha caminado el mundo desde unos zapatos que la sociedad le impide quitarse. Y por eso se lanza todas las chaquetas encima y es madre, hija, esposa, hermana, gerente, community manager y todo lo demás. ¿Qué es lo más increíble? Que en todas las facetas da lo mejor de sí misma. Preguntarnos si es más difícil emprender al ser mujer, es una respuesta sesgada por situaciones que ya reconocemos en nuestra sociedad; la respuesta corta es , y tu yo sabemos por qué.

Abrirnos paso en el camino del emprendimiento, es una hazaña que cada quien está conquistando a su tiempo. Pero no hay duda, de que la historia ya cambió y seguirá haciéndolo, gracias al trabajo de todas, juntas.   

“Tu mente es el límite”

Emprender, es una reinvención del pensamiento (seas hombre o mujer), un reseteo de muchos conceptos impuestos en el mundo. Es por esto, que no es para todos; pero si de algo estamos seguros es de que TÚ puedes hacerlo ¿Cómo es eso posible? En nuestro «seminario online de emprendimiento femenino» puedes conseguir un poco más de inspiración, de varias actoras cercanas de nuestro país. Échale un vistazo aqui

En tu mente, está también el origen del ímpetu emprendedor, y no te sorprendas al descubrir, que estas inspirada por una red larga de mujeres emprendedoras a tu alrededor. Tal vez, las reconozcas dentro de tu familia, alguna madre, tía o abuela que trabajó desde su propio esfuerzo para levantar a la familia, sabe mucho sobre emprendimiento. Una compañera de trabajo motivada y decidida a lograr cambios en su vida, pudo haberte dado, otra mirada sobre tu situación. La inspiración, la influencia es lo que despierta nuestro espíritu y estimula las ganas de ser una mujer emprendedora.

Responde una pregunta para ti misma, ¿Cuántas mujeres te han inspirado en la vida? Si quieres, puedes dejárnosla en comentarios. Y luego de responderla, pregúntate ¿Te das cuenta de que muchas de nosotras coincidimos en nuestras visiones, sueños y realidades? Así como coincidimos en muchas limitaciones, y en nuestro “peor enemigo»

mujer emprendora

El peor enemigo de la mujer emprendedora

No estamos cortadas por la misma tijera, pero enfrentamos juntas una lucha que ha unido nuestras fuerzas e intenciones. ¿Una lucha contra qué?  Cada una le pondrá nombre al enemigo, de hecho, hay libros que lo llevan. Pero con vidas tan distintas, y emprendimientos tan diversos, ¿realmente tenemos al enemigo identificado?

Al parecer, estamos desviando un poco la atención del enemigo más imponente. Tú misma.

Este post está lleno de muchas preguntas, pero te haremos una última:

¿Es posible lograr el equilibrio entre el hogar, la familia y tu emprendimiento, o se tiene que renunciar a algo?

Obviamente todas renunciamos a unas cosas para obtener otras, sin embargo lo que más postergamos y dejamos para después, sin darnos cuenta, es a nosotras mismas.

Le ponemos todo a nuestros emprendimientos, a las metas en el trabajo. Ponemos cabeza en la familia, en la organización de nuestras agendas, resolvemos los imprevistos diarios y nada puede esperar, excepto nosotras mismas, colocándonos de últimas en la fila. En nuestra charla «Las claves de emprender» con @CarmenTuitera podrás reconocer bastante de tu camino de emprendimiento, te dejamos invitada a verla por si aun no lo has hecho.

Es imposible ser buenas en todo, todos los días. Sin embargo, lo intentamos una y otra vez como si tuviéramos oportunidad de lograrlo. Sabemos perfectamente que la vida es dura, pero olvidamos tener compasión por nosotras mismas. Las mujeres somos muy exigentes. Hay días en los que seguramente tienes una conversación negativa en tu cabeza diciéndote, “no terminaste todo el trabajo”, “podrías haberlo hecho mejor en la reunión”, “¿por qué perdiste tanto tiempo hoy?”, y es tan difícil concentrarnos en sólo 3 logros al día, sólo 3. 

Tenemos que entender que debemos cuidarnos. Amamos trabajar, amamos lo que hacemos, amar a la familia y a nuestros hijos, pero si no te cuidas, simplemente te desgastas. Y no hay nadie en el mundo que pueda cuidarse mejor que uno mismo. 

Entonces, si queremos equilibrio, debemos procurar el balance, no en todas las áreas de tu vida, pero sí contigo misma. Estar un rato con tus profundidades, tus dudas, estar con esa mujer que espera que la veasla atiendas y escuches todo lo que quiere lograr y crear.  

La mente tiene que estar en buen estado, para poder tener relaciones saludables y para poder tomar mejores decisiones. Más amabilidad y menos autocastigo.

El mayor enemigo de la mujer es: Falta de tiempo para ella misma

Brigid Schulte, periodista ganadora del premio Pulitzer, expone que las investigadoras feministas han descubierto que muchas mujeres no sienten que merecen mucho tiempo para sí mismas como lo hacen los hombres. Sienten que tienen que ganárselo y la única forma de hacerlo es llegar al final de una lista de cosas por hacer que nunca termina, que son las tareas del día, “matando los sueños de toda una vida”, como escribe Melinda Gates en su nuevo libro.

Te dejamos esta frase para terminar:

“El puro ocio, dedicar tiempo a uno mismo, es nada menos que un valiente acto de resistencia radical y subversiva”.

Derrotemos esa falta de tiempo para nosotras mismas.

¡Te invitamos a estar en contacto! Queremos apoyarte en el camino para impulsar tu emprendimiento e ideas, recuerda seguirnos en nuestras redes sociales y compartir si te gustó nuestro contenido. ¡Te esperamos!

Instagram @OHcowork

Facebook OHcowork_

Linkedin OHcowork