TRES CONSEJOS BÁSICOS PARA UNA EFECTIVA CAMPAÑA DE CROWDFUNDING

Cada vez son más los emprendedores que encuentran en el crowdfunding -o “financiamiento de la multitud”- una forma de conseguir recursos para sus ideas y proyectos.

Casi demasiado bueno como para ser verdad, este esquema de financiamiento permite recibir pequeñas sumas de dinero por parte de personas que, sin tener ningún vinculo con los gestores del proyecto y que pueden encontrarse en distintas partes del mundo, deciden apoyar un emprendimiento.

Hoy el desarrollo de las plataforma en distinto países de Latinoamérica permite simplificar la transferencia del dinero, aumentando el numero de donaciones que se pueden captar.

Con modelos y focos cada vez más diversos, están siendo -incluso- desarrolladas por emprendedores, quienes han visto en esta forma de financiamiento un servicio con un modelo de negocios atractivo como parte del boom de la industria “fintech”.

Más allá de decidirse por realizar una campaña a nivel global, latinoamericana o nacional, existen tres elementos básicos que deben considerarse para un resultado exitoso.

1. Un relato potente: Una de las características que tiene el crowdfunding es que permite empatizar con las personas donantes. Muchos de quienes acceden a dar dinero simplemente lo hacen porque quieren apoyar la causa, se identifican con los gestores o porque lograron transmitirles confianza respecto al uso del dinero.

Por ello, contar una historia clara de las personas responsables del proyecto como emprendedores se transforma en un imán para quienes buscan apoyar con su donación a uno o más soñadores en esa “cruzada” por “transformar y mejorar la realidad”.

2. Una idea atractiva: Otro aspecto que hace al crowdfunding tan atractivo es que no se necesita contar con una producción finalizada o una empresa establecida, basta con una buena idea y una noción clara de lo que se hará.

Aquí transmitir cuál es la solución, producto o servicio que se desarrolla, cuáles son sus tributos y propuesta de valor es clave. Debe pensarse que el desafío es encantar al donante más pragmático que buscará asignar su dinero a un producto que tenga posibilidades de éxito.

3. Un buen video: Ni un buen relato, ni una buena idea sirven si no se transmite a tus potenciales donantes a través de un buen video, que debe ayudar a mostrar que la campaña propuesta es la mejor opción.

No se necesita contratar a un productor de Hollywood para esto: un buen teléfono celular, cuidar que el audio sea claro, mostrar al equipo y mostrar la idea o prototipo basta. Y cuidado con abusar de los software gratuitos que generan videos con animación, ya que cuando se ve una veintena de emprendedores con el mismo video, claramente no se impacta por la originalidad.

Un último consejo: se debe hacer sentir al donante como un “inversionista”, hay que entregarle elementos emocionales y prácticos que le permitan evaluar que su aporte generará una “rentabilidad” social y productiva a través del emprendimiento que propuesto y del cual se le invita a ser parte.

Columnista: Josefa Villarroel, Mentora del Programa PASE OH de OHCowork Rancagua.